Padre Salvador Gonzalez, OMI: “Jubileo de Misericordia”

Originalmente publicado en el Mensajero para los lectores de lengua español e inglés en la diócesis de Belleville.  Haga clic aquí para leer en ingles

chavanew

Padre Salvador Gonzalez, OMI

El  Papa Francisco anunció un jubileo extraordinario que pone en el centro de la vida y de la misión de la Iglesia la misericordia de Dios. Será, ha dicho, “un Año Santo de la Misericordia, que queremos vivir a la luz de la palabra del Señor: Seamos misericordiosos como lo es nuestro Padre”.

Luego, con la Bula “El Rostro de la Misericordia”, publicada el 11 de abril, nos  ha dicho: “Siempre tenemos necesidad de contemplar el misterio de la misericordia. Es fuente de alegría, de serenidad y de paz. Es condición para nuestra salvación…Misericordia: es el acto último y supremo con el cual Dios viene a nuestro encuentro. Misericordia: es la ley fundamental que habita en el corazón de cada persona cuando mira con ojos sinceros al hermano que encuentra en el camino de la vida.” (MV, 2).

La razón de ser de un Jubileoyear of mercy logo -enhanced

La ley de Moisés dice que, cada cincuenta años, se proclamara un año de liberación para todos los habitantes del país (Lev.25,9-12). La celebración de ese año incluía, entre otras cosas, la restitución de las tierras a los antiguos dueños, el perdón de las deudas, la liberación de los esclavos y el descanso de los campos. Este año se  vivía como una verdadera intervención de Dios en la comunidad humana para reorientar el curso de la historia.

En el Nuevo Testamento, Jesús se presenta como el que realiza por completo  el jubileo establecido en Israel, porque ha venido a “proclamar el año de gracia del Señor” (Lc.4,19). Desde entonces, la Iglesia ha mantenido la celebración del jubileo como un tiempo destinado a promover la santidad de vida.  Es el año de la reconciliación, de la conversión y de la penitencia sacramental; por consiguiente, es el año de la solidaridad, de la justicia, de la esperanza, del aliviar el medio ambiente,  del compromiso de servir con alegría a Dios y a los hermanos.

El primer objetivo del Año de la Misericordia es que la Iglesia viva un tiempo de gracia, de una especial unión a Dios. Este año es una particular invitación a acercarse a Dios y a acogerlo como Amor y Misericordia

El Año Santo se abrirá en la solemnidad de la Inmaculada Concepción, para indicarnos el modo de obrar de Dios.  En María, santa e inmaculada en el amor, Dios comienza una actuación que lleva a la plenitud del perdón (cf MV3)

Así el Año de la Misericordia nos invita a dejarnos transformar por la misericordia de Dios para convertirnos también nosotros en misioneros  de la misericordia.

  1. Un Jubileo que pone en el centro el sacramento del Perdón

Si algo resulta necesario en este momento de nuestra sociedad es recuperar el Sacramento de la Reconciliación para el perdón de nuestros pecados. En realidad, frente al sacramento de la Penitencia nos seguimos encontrando con situaciones que inquietan: muchas personas han abandonado este sacramento, no logramos que la práctica de este sacramento transforme nuestra  vida.

El tema de la Misericordia con el que el Papa ha querido llevar a la Iglesia por  el camino jubilar es un momento de verdadera gracia para todos los cristianos y un renacimiento para seguir en el camino con nuevo vigor para la misión  y de la conversión pastoral que el Papa Francisco nos pedido.

 

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Fr. Salvador Gonzalez, OMI: “Jubilee of Mercy” | OMIUSA

Comments are closed.