SURVIVE-MIVA continúa el sueño de un oblato

Publicado Originalmente en OMIWORLD.ORG
 Haga clic aquí para leer en ingles
573-miva-4

P. Paul Schulte, OMI

Oblate Connections una revista de la Provincia OMI Anglo-Irlandesa, publicó un artículo sobre el origen de MIVA (Asociación Vehículo Misionero) fundada en 1927 por el difunto P. Paul SCHULTE (1896-1975). Lo que sigue son algunos extractos de ese artículo, escrito por Theresa Codd, de SURVIVE-MIVA, en Liverpool, Inglaterra.

Un sacerdote alemán oblato, el P. Paul Schulte OMI (1896-1975), a quien se le conocía como “El sacerdote volador”, ¡tuvo el honor de ser la primera persona en celebrar una misa en el aire! La primera misa aérea… fue el 6 de Mayo de 1936 sobre la gigantesca aeronave Zeppelín LZ 129 Hindenburg…

¡La vida del P. Schulte estuvo llena de aventuras propia de una revista juvenil! Se preparaba para ser sacerdote cuando estalló la I Guerra Mundial y fue enviado a servir en el 4º Regimiento de la Guardia Prusiana de Granaderos. Después de dos años y medio en este regimiento fue herido y, tras recuperarse, se unió a las Fuerzas Aéreas, se formó como piloto y fue destinado a Palestina. Después de la guerra el P. Schulte volvió a sus estudios y fue ordenado como sacerdote oblato en 1922. Su primera misión estuvo en Sudáfrica.

573-miva-1

En 1925 un trágico acontecimiento inspiró al P. Schulte a fundar una organización, MIVA, que todavía opera hoy. Es la abreviatura de ‘Missionalium Vehiculorum Associatio’ (Asociación Vehículo Misionero). Fue en Junio de 1925, en Namibia, cuando un amigo de infancia del P. Schulte, el P. Otto FUHRMANN, enfermó de neumonía complicada con malaria. Viajó durante cinco días en un intento por lograr tratamiento médico, atravesando el desierto, hasta que finalmente llegó al hospital de la Misión Protestante Finlandesa en Owambolandia. Por desgracia, el retraso fue fatal y el P. Fuhrmann falleció el 23 de Junio. La pérdida de su amigo, sabiendo que un transporte rápido hasta una instalación médica podría haberle salvado la vida, le llevó al P. Schulte a fundar MIVA en 1927 con el objetivo de ofrecer vehículos modernos a los misioneros, especialmente en África, Asia y Latinoamérica. El lema de la organización fue Obviam Christo terra marique et in aera (“Hacia Cristo por tierra, mar y aire”).573-miva-2

Para conseguir que su proyecto despegara el P. Schulte necesitaba reunir apoyo y fondos, y recibió permiso para regresar a Alemania para promover esta causa. De camino a casa visitó al Papa Pio XI quien aprobó sus planes…

El P. Schulte fue destinado a una parroquia del Norte de Canadá donde organizó la distribución de ayuda y suministros médicos para las misiones oblatas más lejanas, particularmente las del 573-miva-3Círculo Ártico. En Agosto de 1938, al oír que su compañero oblato, el P. Julien Cochard, destinado en la Bahía del Ártico, la misión católica más al norte de todo el mundo, estaba gravemente enfermo con doble neumonía, organizó una evacuación médica de más de 3.500 km. En su hidroavión Stinson Reliant, el P. Schulte atravesó tormentas de fuertes vientos y espesas nieblas con el fin de rescatar al P. Cochard, y recibió una bendición especial del Papa Pio XI por sus servicios. El P. Schulte atribuyó el éxito de su heroico viaje de Misericordia a Ntra. Sra. de las Nieves y, según atestigua el P. Peter MINWEGEN’S (1977) “cuando temía por un accidente inminente durante una tormenta de nieve prometió a Ntra. Sra. de las Nieves difundir su devoción bajo ese título si acudía a su socorro y le salvaba en este momento de emergencia.”

Después de este tiempo en Canadá el P. Schulte fue enviado al Seminario de S. Enrique, en Belleville, Illinois, donde durante la II Guerra Mundial, porque era alemán, padeció la constante sospecha de ser un espía y las autoridades le ordenaron que no viajara, sino que permaneciera en Belleville, donde estaba bajo control del F.B.I. El P. Schulte se consagró entonces a difundir la devoción a Ntra. Sra. de las Nieves y, a principios de la década de los 40, encargó al artista John Watson Davis (1870-1959) un cuadro de Nuestra Señora bajo esta advocación. El cuadro, que ahora está en el Santuario de Norte América de Ntra. Sra. de las Nieves de Belleville, llevado por los Oblatos de María Inmaculada, describe a un misionero y un aeroplano respondiendo a la llamada de un enfermo de una misión Inuit y a Nuestra Señora rodeada de los rayos de la Aurora Boreal.

Tras la guerra, el P. Schulte continuó su trabajo con MIVA hasta su muerte en Swakopmund, Namibia, en 1975. Fue enterrado junto a su amigo de infancia, el P. Otto Fuhrmann. Hoy, la fundación del P. Schulte, MIVA, sigue apoyando la misión de la Iglesia de difundir la Buena Nueva, ofreciendo transporte esencial. Hay MIVA en Austria, Holanda, Suiza, Polonia, Eslovenia, Eslovaquia, Croacia y Reino Unido (SURVIVE-MIVA). SURVIVE-MIVA fue fundada en 1974 y ha financiado más de 5.000 medios de transporte en los últimos 42 años, gracias a la generosidad de los socios de la Asociación. Sólo en 2015 esta caridad costeó 82 medios de transporte (15 vehículos de ayuda médica, 37 motocicletas/ciclomotores, y 30 bicicletas) en 10 países. (www.survive-miva.org)