Apertura del centro Oblato “Amor de Ángel” – China

Publicado Originalmente en OMIWORLD.ORG

Haga clic aquí para leer en ingles

576-china_1De acuerdo con el Boletín del Trabajo de China, hay estimados 277.000.000 de trabajadores rurales migrantes en China. Son gente que han tenido que abandonar sus hogares en el campo y viajar a las más grades y prósperas ciudades para buscar empleo. Una de estas es Guangzhou, en China continental que está situada a unas dos horas de tren de Hong Kong. Se estima que aproximadamente hay unos 5.000.000 de estos trabajadores migrantes en esta ciudad de 14.000.000 de habitantes. Algunos son solteros, otros vienen con sus familias y viven en las zonas pobres de la ciudad. Los que vienen con sus hijos muy frecuentemente tienen un problema. Provenientes de las zonas rurales de China, no están registrados como residentes legales en la ciudad. A pesar que la educación en China es gratuita para los residentes locales, todos los demás deben pagar su matriculación.

Los oblatos que sirven en Guangzhou, con el paso de los años se han familiarizado con un pequeño programa para los días de la semana respaldado por un grupo de hermanas religiosas para cuidar los niños de migrantes en situación pre-escolar mientras sus padres están trabajando. Los oblatos han ofrecido apoyo moral y espiritual a esta iniciativa. Ahora se nos ha pedido comenzar un programa los fines de semana para estudiantes en la escuela elemental y media, ofreciéndoles un lugar para estudiar y completar sus tareas escolares.576-china_3

Los jóvenes del grupo de nuestra Juventud Oblata de China han comenzado ya durante algunos meses a venir como voluntarios a su servicio. Con este fin la Misión en Guangzhou recientemente ha alquilado un pequeño almacén para ser utilizado como un estudio y para las actividades del centro para los hijos de familias migrantes. El centro se llama “Amor de Ángel” y fue oficialmente abierto el día de Navidad con una fiesta para hijos de migrantes y de vecinos locales. Veintisiete participaron y disfrutaron de un Teatro de Navidad, juegos y refrescos que los veinticinco jóvenes adultos proveyeron para la ocasión. (Cosmic, Marzo 2017)