Viaje misionero al país de la “teranga” – España

Publicado Originalmente en OMIWORLD.ORG

Haga clic aquí para leer en ingles

Recientemente, un grupo de jóvenes españoles visitó la misión oblata en Senegal. Aquí, uno de ellos cuenta su experiencia.

Este viaje se realizó del 19 de Julio de 2017 hasta el 22 de agosto e impactó en la vida de 8 jóvenes estudiantes, llenos de energía que eligieron pasar su verano en Senegal, el pueblo de la teranga, que significa acogida, para vivir una de las experiencias misioneras más bonitas de sus vidas.

El grupo ha tenido como organización de acogida los Oblatos de María Inmaculada, representados por Jean Marie Sene, un oblato en misión en España desde hace 4 años, y que está estudiando  también el master en la facultad de teología de Granada.

Nos hemos asentado principalmente en 3 zonas:

Dakar (capital de Senegal): donde nos hospedábamos en la casa de formación de los Oblatos, conviviendo con los hermanos de la orden (Padre Maurice SENE y Padre Claudio CARLEO) y que ha sido el punto central al que ir antes y después de cada contacto con las realidades más intensas de nuestra experiencia allí.

Elinkine (Casamance, al sur de Senegal): es donde hemos pasado la mayor parte de nuestro tiempo. Por la acogida de la gente de allí y la cantidad de actividades que se pueden hacer (campamentos con los niños en el pueblo, encuentros con las familias y los jóvenes, misiones en las islas, compartir celebraciones con los monitores, visitas a las regiones de alrededor, etc).

Nghel (Diourbel, una región del centro-oeste de Senegal): es el pueblo de Jean Marie Sene, en el que hemos convivido en su propia casa como parte de su familia.

En resumen, hemos tenido la oportunidad de convivir con personas que viven en zonas de costa y en el interior. Dos enclaves que nos han ofrecido un contraste muy interesante en lo que se refiere a costumbres, alimentación, condiciones de vida, etc. y que sin duda recomendamos para posteriores experiencias de voluntariado, por los vínculos fraternales ya establecidos y por las posibilidades que nos ofrece cada una de estas regiones en cuanto a proyectos humanitarios e intercambio humano.

Además, tuvimos un fin de semana de experiencia con los jóvenes de Elinkine. Con ellos, pasamos dos grandes días en los que conversamos, comimos juntos, compartimos, jugamos un buen partido de fútbol e hicimos un pequeño coloquio para hablar del tema de la inmigración, de los dos puntos de vista a un lado y al otro, desde España y desde Senegal. Liderados por Juan, cada uno iba contando su experiencia o punto de vista sobre la situación actual en cada país.

Sencillamente, gracias a todos los que hicieron posible sobre todo a Caritas Granada, a los Misioneros Oblatos de Senegal, de España y de todo el mundo por hacernos descubrir su Carisma misionero. http://nosotrosomi.blogspot.it