Avanzando hacia el año jubilar: el año de Nuestra Señora de Koden.

Publicado Originalmente en OMIWORLD.ORG

Haga clic aquí para leer en ingles

Los Oblatos de Polonia celebrarán 100 años de su presencia en el país en el año 2020. Esta fecha hace referencia al establecimiento de la primera comunidad oblata en Krotoszyn que comenzó bajo la jurisdicción de la Administración General del momento. Para preparar el Jubileo, la provincia de Polonia ha comenzado un trienio preparatorio el año pasado. El primer año, al que se llamó “el año de las Reliquias de la santa Cruz” ha concluido, dando inicio al segundo año dedicado a Nuestra Señora de Koden.

El santuario de Nuestra Señora de Koden es el santuario mariano principal de la Diócesis de Siedlce, al este de Polonia. Los Oblatos son responsables de estos santos lugares desde 1927. Anualmente más de 200.000 peregrinos visitan el santuario.

Dos copias de la milagrosa imagen de Nuestra Señora de Koden están peregrinando y antes del final de 2019 serán acogidas en cada comunidad oblata, casa y parroquia que pertenezca a la Provincia. Será una oportunidad para renovar nuestro compromiso con Dios, para salir fuera y hacer lo que Él quiera que hagamos, como María, nuestra Madre y Patrona. Dicho de otro modo, es descubrir las sendas de Su Santa Voluntad.

Hay otro motivo de júbilo en este año de preparación. Respondiendo a la petición del Obispo Monseñor Andrezej Czaja para acometer la nueva evangelización, una nueva comunidad oblata está siendo conformada actualmente en la diócesis de Opole. San Juan Pablo II, que proclamó que san Eugenio era su patrón personal de la nueva evangelización (cf. M. Zago, Carta del Padre general al final de año Mazenodiano, Información OMI 345 (1996), p. 1), será el patrón de esta nueva comunidad.

Hay cerca de 500 oblatos trabajando en Polonia y unos 100 oblatos polacos están trabajando en otras Unidades de nuestra Congregación.