La Segunda Jornada de la Juventud Oblata de la Misión de Vietnam

Vietnam

Publicado Originalmente en OMIWORLD.ORG

Haga clic aquí para leer en ingles

Escolástico Bao Cong, OMI

“Vete y haz” (Lc 10,37), fue el tema de la segunda Jornada de la Juventud Oblata de la Misión de Vietnam (VOYD, son sus siglas en inglés). El evento de dos días, el 7 y 8 de diciembre, se desarrolló en el escolasticado Mazenod de los Oblatos de Vietnam. La VOYD coincidió con la celebración de la fiesta de la Inmaculada Concepción, patrona de los Oblatos. Las VOYD fueron iniciadas por Emmanuel Tran Quang Khuong, superior de la Misión de Vietnam, en el año 2018.

Unos 350 jóvenes procedentes de diferentes regiones, culturas y religiones de todo Vietnam, se reunieron durante dos días. Fueron reunidos y convocados para dedicarse a estar con los otros y con Dios, de acuerdo con la espiritualidad oblata. Juntos aprendieron cómo escuchar y poner en práctica el Evangelio a través de las diferentes actividades al aire libre, en acampada y con la celebración de los sacramentos.

A pesar que diciembre es un periodo especial para los estudiantes en Vietnam porque es temporada de exámenes, el número de participantes de la VOYD fue grande. Esos jóvenes oblatos tuvieron muchos momentos de diversión así como otros de motivación y de animación. Además contamos con la presencia del presbítero oblato extranjero, el P. Rozairo Bradly J., superior de la Delegación de JAPÓN-COREA que hizo que la espiritualidad de los oblatos se hiciera amplia y unida durante el evento.

“Vete y haz” fue el tema principal de la segunda VOYD. Es parte de la parábola del Buen Samaritano (Lc 10,25-37). Con ella, los oblatos de Vietnam trataron de guiar a los jóvenes participantes para que sean ejemplares en la misericordia, como lo fue Jesús. De hecho, hoy en día la Iglesia de Vietnam necesita gente que pueda dar testimonio de misericordia. Hacen falta verdaderos “buenos samaritanos”. Y los oblatos de Vietnam compartieron esta preocupación con las iglesias locales durante la Jornada de la juventud oblata.

La VOYD concluyó con alegría y esperanza pero esto fue solo el pequeño pedazo final para los Oblatos de Vietnam. La VOYD no es simplemente un encuentro o espacio juvenil, sino también una ocasión de aprendizaje para los jóvenes oblatos. Y los Oblatos de Vietnam intentan recomendar su espiritualidad específica a la gente nativa por medio de sus constantes esfuerzos.