Reflexión sobre el encuentro anual del Comité General de Formación.

ADMINSITRACIÓN GENERAL

Publicado Originalmente en OMIWORLD.ORG

Presione aqui para leer en Ingles

P. Freeborn Isaac Kibombwe, OMI
Comunidad de formación del Posnoviciado, Cedara, África del Sur


El encuentro anual del Comité General de Formación (CGF) que no pudo hacerse en Polonia a causa de las restricciones provocadas por la COVID, se realizó virtualmente del 28 de febrero al 2 de marzo con la asistencia de todos los miembros.

Participaron los pp. Cornelius Ngoka (Asistente general por la formación), Ross Kapunan (de Filipinas, Región Asia-Oceanía), Frank Kuczera (de OMI Lacombe, Región Canadá-EEUU); Sebatian Luszczk (de Polonia, Región Europa) y los dos nuevos miembros nombrados, Edwar Terreros Inga (de Perú, Región América Latina) y Freeborn Kibombwe (de Zambia, Región África-Madagascar).

Aunque el encuentro fue virtual fue muy bueno y fraternal gracias a los momentos de compartir y a veces de bromear. El p. Ngoka animó bien el grupo y expresó su agradecimiento por los que han estado sirviendo en el Comité desde hace algún tiempo y también acogió a los nuevos miembros. Cada uno se sintió bienvenido y como en su casa, virtualmente. En cuanto a los temas que se trataron se compartieron los informes consolidados de las casas de formación en las respectivas regiones, también se vio cómo marchan las actividades en el ministerio de las vocaciones y en la formación permanente. Este compartir hizo brotar muchas experiencias de éxito y diversos retos, pero podemos ser optimistas porque mucho se está haciendo en nuestra congregación y en las diferentes regiones en particular.

El encuentro también se concentró en ver los talleres de formación continua para los formadores de posnoviciados desde el año pasado. Entre otros temas compartimos sobre: los programas sobre la interculturalidad en nuestras casas de formación, la situación de las prácticas de formación permanente en nuestras unidades para preparar el taller virtual de formación continua del 20 al 22 de junio de 2022, la formación de los oblatos hermanos en nuestras unidades, las directivas sobre la protección de menores y adultos vulnerables en las casas de formación, la importancia de las experiencias de regencia en los ministerios oblatos, el reto de preparar misioneros (formandi) especialmente para responder a los llamados de los capítulo de 2010 y 2016 sobre los nuevos rostros de los pobres en el mundo de hoy. Se revisó la novena de oración por las vocaciones oblatas de este año (21-29 de mayo). El encuentro también analizó dos acontecimientos importantes para nuestra congregación que tenemos por delante: los 200 años de la Madonna Oblata que se celebrará el 15 de agosto de 2022 y el 200 aniversario de la aprobación de nuestras Constituciones y Reglas vigentes desde 1826.

El primero de marzo el encuentro fue agraciado con la presencia del Superior general que nos habló compartiendo sus puntos de vista. El Superior general agradeció a los miembros del Comité el trabajo que habían hecho hasta ahora, considerando que el trabajo de la formación no es fácil y necesita de oblatos que puedan entregarse a este ministerio. Nos instó a vivir el cuarto voto de perseverancia a la luz del hecho de que podemos desanimarnos y ser cínicos en nuestro ministerio y la perseverancia es de hecho “constancia en el amor”. En todo lo que hacemos debemos recordar que es la “sabiduría del espíritu” la que nos impulsa. El General continuó declarando que Dios puede hacer mucho más, como dice san Pablo en su carta a los Efesios (3,20): “Al que puede hacer mucho más sin comparación de lo que pedimos o concebimos, con ese poder que actúa entre nosotros”. Nos pidió que pensemos en la formación como un compromiso de mucho tiempo, que sigamos animando y estimulando nuestra región de manera creativa a la vez que observamos las virtudes de humildad y la calma en todas las circunstancias.

Para preparar el 37º Capítulo general, compartimos algunos pensamientos y reflexionamos sobre el ministerio misionero de la formación en el contexto de nuestro mundo de hoy, con sus esperanzas, retos y oportunidades. Como Comité para la formación animamos a los oblatos en formación primera a participar en la preparación y celebración del Capítulo de diversas maneras: las oraciones, las reflexiones sobre el tema del Capítulo (Peregrinos de Esperanza en Comunión), abrazando la formación como una verdadera experiencia de peregrinación en comunión con todo el mundo oblato y siendo discípulos de esperanza.