Peregrinación de Esperanza: El Padre General honra a sus predecesores canadienses

Canadá

Publicado originalmente en OMIWORLD.ORG

Presione aqui para leer en Ingle

Por Ali NNAEMEKA, OMI

El Superior General de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada, el P. Luis Ignacio Rois Alonso, OMI, se encuentra actualmente en una visita canónica a Canadá.

Esta visita es muy importante, ya que se lleva a cabo durante las celebraciones del 175 aniversario de la Universidad de San Pablo en Ottawa. Además, aprovecha la oportunidad para instalar al Provincial de la Provincia Oblata de ND du Cap y rendir homenaje a dos de sus predecesores, Léo DESCHÂTELETS (1947-1972) y Fernand JÉTTÉ (1974-1986).

Un momento de peregrinación

A su llegada, el P. Chicho se reunió con el nuevo provincial y su consejo en una reunión productiva donde compartió las expectativas de la provincia. Al día siguiente, tomó la mañana para visitar el cementerio donde descansan los Padres Léo DESCHÂTELETS y Fernand JÉTTÉ, dos de los tres canadienses que han sido Superior General. Según el P. Chicho, fue un momento de peregrinación en comunión con nuestros valientes misioneros que han regresado a nuestro Padre celestial.

Lugar de descanso de los padres Léo DESCHÂTELETS y Fernand JÉTTÉ

Un peregrino a la escucha

Por la tarde, visitó la comunidad OMI Richelieu, una de las comunidades oblatas más grandes de América del Norte. Durante esta reunión fraterna, el P. Chicho compartió un mensaje sincero con estos misioneros mayores, recordándoles que cada Oblato también es un Superior General y que él está allí no para hablarles, sino para escuchar, como un peregrino. Su elocuencia inspiró una pasión renovada en los hermanos mayores, animándolos a seguir dando frutos mientras envejecen.

Peregrinación de esperanza en comunión con toda la familia Oblata!

Antes de continuar su peregrinación desde Côte-Nord du Québec, el P. Chicho desafió a la congregación a través de sus hermanos Oblatos en Québec. Les instó a fomentar el diálogo, en un espíritu de sinodalidad, entre los Oblatos mayores y aquellos que aún son jóvenes.
Así fue cómo empezó la peregrinación de un misionero por la senda septentrional de nuestra familia religiosa. ¡No se pierdan la continuación de esta peregrinación de esperanza en comunión con toda la familia Oblata!

Visita del P. Chicho a la comunidad oblata de Quebec
<